¿Piernas cansadas?

Fotoprotectores solares y fototipos cutáneos
9 de mayo de 2020
El agua en nuestro cuerpo
22 de junio de 2020

En esos días de calor empezamos a notar la sensación de las piernas cansadas, es una sensación molesta, en la que nuestra calidad de vida se ve afectada debido a los síntomas que presenta: presión dolorosa, el cansancio, el hormigueo en las piernas… Las piernas cansadas, junto con las varices, son las primeras manifestaciones de la INSUFICIENCIA VENOSA CRÓNICA.

Para que las piernas cansadas no supongan un freno en nuestro día a día, os ofrecemos los siguientes consejos para favorecer activamente la circulación y mejorarla:

Hacer ejercicio, uno de los beneficios del deporte en la salud, es que nos favorece la circulación, evitando así la hinchazón y el cansancio de piernas. Nadar, andar o hacer bicicleta sin resistencia son ejercicios que favorecen la circulación, al contrario que los ejercicios con pesas en las piernas, de los cuales deberíamos alejarnos.

Controlar el exceso de peso y mantener una dieta equilibrada, una dieta rica en fibra, baja en sal y grasas saturadas (mantequilla, carne roja) beber entre 1.5-2L de agua al día para favorecer la eliminación de líquidos y mejorar la circulación sanguínea.

Utilizar ropa adecuada, la ropa muy ajustada dificulta el retorno venoso de las piernas al corazón, por lo que juega un papel importante en la pesadez e hinchazón de las piernas; elije ropa suelta, evitando pantalones estrechos, cinturones y medias con elástico. También es recomendable utilizar un calzado cómodo, y no abusar de los zapatos de tacón alto, ya que llevarlos mucho tiempo produce molestias en los pies y en los gemelos.

No estar de pie o sentado durante mucho tiempo seguido, en trabajos que exigen estar de pie durante largos períodos de tiempo o sentado muchas horas pueden aparecer problemas de pesadez y cansancio de piernas, como hinchazón de piernas y tobillos o problemas de circulación. Para evitar estos molestos contratiempos, puedes realizar pequeños ejercicios como subir escaleras o levantar los talones de vez en cuando, o que cada media horas te levantases y anduvieses un poco. Una buena idea es utilizar medias de compresión.

Duchas con agua fría, es recomendable terminar la ducha con agua fría en las pantorrillas para disminuir la sensación de pesadez en las piernas.

Hidratar la piel, lo notarás por dentro también, la hidratación es necesaria en el día a día, pero para evitar las piernas cansadas, no solamente tendrás que limitarte al uso de la crema sino a la manera de aplicarla, la manera más eficaz para ayudar a mejorar la circulación es aplicarla dando un masaje siempre en sentido ascendente, de tobillos a rodillas o muslos. Existen específicas que hidratan, suavizan y refrescan.

Levantar las piernas, si después de un día en la que has estado largos periodos de tiempo sentado o de pie notas tus piernas cansadas, una buena solución para aliviar las molestias es elevar las piernas. Con este sencillo gesto favorecerás la circulación de retorno.

¡¡¡¡¡¡Mirad qué vídeo compartimos!!!!!!

Buscad un ratito para hacer con Andrea (@powerofyogapractice) unos ejercicios que ha seleccionado especialmente para vosotrxs; seguro que veréis pronto resultados favorables y os sentiréis mejor.