Lucir un cabello saludable

Probióticos, prebióticos, simbióticos… ¿sabes distinguirlos?
24 de septiembre de 2020
Navidad 2020
14 de diciembre de 2020

Durante algunas temporadas nos encontramos con que nuestro cabello no brilla y le falta densidad. Es posible que una de las causas sea nuestra dieta porque nos falta en ella algunos nutrientes necesarios para que nuestro pelo luzca saludable. También puede coincidir con determinadas estaciones como el otoño donde nos encontramos con una caída natural; también es habitual en épocas de estrés o tras el postparto.

Para compensar estas circunstancias y ayudar a nuestro cabello a recuperar un aspecto saludable podemos recurrir a un mayor cuidado del mismo con complementos alimenticios (cápsulas), ampollas y champús, estas son opciones naturales y eficaces para que el pelo recupere su salud.

Cápsulas:

La belleza de tu melena empieza en el interior. Las cápsulas se toman vía oral una vez al día, de esta manera los nutrientes que aportan llegan por el torrente sanguíneo al bulbo piloso, que es la raíz que desarrolla el pelo para mantenerlo fuerte, suave y brillante. Una buena salud del bulbo piloso pasa por asegurarte de que ingieres los nutrientes necesarios y específicos para su crecimiento, y los puedes encontrar en las cápsulas para la caída del cabello y en los tratamientos a base de vitaminas naturales para fortalecerlo que se comercializan.

Los complementos alimenticios se han formulado para el manejo de la pérdida capilar crónica por causas hormonales, el fortalecimiento de la fibra capilar, el mantenimiento de la densidad capilar y con una potente actividad antioxidante. Aportan oligoelementos y vitaminas que contribuyen al mantenimiento del cabello en condiciones normales. El zinc, cobre y selenio junto con la vitamina C, que es un potente antioxidante que ayuda a mantener el color natural del pelo y evita su pérdida.

La vitamina E que protege las células del bulbo piloso frente al daño oxidativo y oxigena la sangre y estimula la circulación en la zona del cuero cabelludo, dos factores fundamentales para el crecimiento y salud del pelo.

La vitamina B3, es esencial para la nutrición del cuero cabelludo, si tenemos carencias de ella el cabello pierde brillo y se quiebra fácilmente.

La vitamina B7, ayuda a que se produzcan ácidos grasos con los que se alimentan los folículos pilosos, de esta manera, consigue fortalecerlo y que crezca más rápidamente.

Existen otras vitaminas que ayudan a cuidar el estado de tu melena, como la vitamina A, con propiedades antioxidantes, también la vitamina D puede ayudar a evitar la caída del cabello. La Biotina es una vitamina para la caída del cabello y ayuda a mantener su salud y fortaleza.

Ampollas:

Las ampollas anticaída son de uso tópico y se aplican sobre el cuero cabelludo realizando un suave masaje para favorecer la circulación sanguínea no necesitando aclarado.

Su fórmula actúa directamente sobre la raíz frenando todos los factores que intervienen en la caída del cabello, activando su crecimiento y nutriendo la raíz.

Otra de sus propiedades es que previene el envejecimiento capilar.

Los principales componentes suelen ser: zinc, vitaminas y extractos vegetales.

Champús:

Los champús están formulados con agentes de limpieza y además acondicionan el cabello en profundidad. Revitalizan la fibra capilar reparando el cabello dañado y quebradizo, devolviéndole a tu pelo el brillo y la vitalidad natural.

Son una buena opción tanto como tratamiento de elección como complemento de los anteriores.

La aplicación debe ser sobre el cabello mojado y friccionando el cuero cabelludo con suavidad hasta formar espuma. Una vez aclarado el cabello, se debe repetir la operación dejando actuar el producto 2 ó 3 minutos y aclarar finalmente hasta la total eliminación del producto.

Bibliografía

https://www.cantabrialabs.es/nuestras-marcas/iraltone/
https://www.valefarma.com/producto/ampollas-vital-5/
https://www.pilexil.com/producto/ampollas-anticaida/
https://www.phergal.com/tienda/dr-tree/740-champu-solido-fortaleza.html