Los trastornos del sueño

Las alergias
15 de marzo de 2021
Lunes: «A tomar viento fresco»
5 de junio de 2021

El jefe, los compañeros de trabajo, posibilidad de despido, los hijos, la pareja, problemas de salud, problemas financieros… múltiples son los motivos que nos pueden quitar el sueño en la sociedad actual.

Desde el 2008 el viernes anterior al equinoccio de primavera se celebra el Día Mundial del Sueño.

Los principales trastornos del sueño son el insomnio y la narcolepsia. El insomnio se define como un trastorno común del sueño, manifestado como problemas para conciliar el sueño y/o quedarse dormido, es posible que a la mañana siguiente no se sienta descansado. Por el contrario, la narcolepsia es un problema del sistema nervioso que causa somnolencia extrema y ataques de sueño durante el día, mucho más grave.

El sueño es una necesidad biológica de nuestro organismo durante el cual se restablecen las funciones físicas y cognitivas con gran repercusión para nuestra salud. Tal es la importancia del sueño que la Organización Mundial de la Salud considera ya una epidemia la deficiencia de sueño en nuestra sociedad.

La Sociedad Española de Neurología considera que aproximadamente el 10% de la población española sufre algún trastorno crónico y grave del sueño. Este rango aumenta entre el 20% y el 48% si nos referimos a adultos con problemas para iniciar y mantener el sueño.

Si además tenemos en cuenta toda la ansiedad que hemos sufrido con la situación vivida durante la pandemia COVID-19, la prevalencia de los problemas del sueño de ha disparado.

En la oficina de farmacia nos hemos encontrado con infinidad de casos en los que nos piden ayuda tanto para conciliar el sueño como para no despertarse por la noche; poder dormir del tirón y descansar para coger con energía el día a día y no despertarse con la sensación de cansancio.

Hay multitud de causas que influyen en la aparición del insomnio y es importante determinar y solucionar el origen de las mismas, y no confiar sencillamente en tratamientos naturales y/o farmacológicos.

En muchas ocasiones se trata de factores psicológicos (el estrés, el ritmo de vida acelerado, los problemas laborales o familiares…) otras son causadas por enfermedades, por lo que la solución debe pasar por seguir unas pautas que en conjunto se denominan higiene del sueño. Es importante destacar que sus resultados son a medio o largo plazo, no inmediatos, por lo que es fundamental incorporarlas a nuestro día a día hasta convertirlas en pautas rutinarias. Otra de las causas de los problemas con el sueño son las fisiológicas y en especial la edad, las horas de sueño cambian con la edad, mientras que los bebés necesitan unas 17 horas de sueño con el paso de los años llegamos a los 65 y la media es de menos de 7 horas.

En la farmacia disponemos de diferentes productos que pueden ayudarte:

  • Formulación magistral con un antihistamínico indicado para el tratamiento sintomático del insomnio ocasional.
  • Melatonina, que realiza una función en dos fases: una liberación inmediata de melatonina para conciliar el sueño y una liberación durante la noche para evitar los despertares nocturnos.
  • También las plantas medicinales altamente concentradas con Pasiflora y Valeriana ayudan a conciliar el sueño y la Amapola de California para reducir los despertares nocturnos.

Como siempre os esperamos para resolver todas las dudas que tengáis al respecto.

¡¡¡Buenas noches!!!